miércoles, 11 de noviembre de 2015

Sicario / El mal menor


Emily Blunt en Sicario

SICARIO

El mal menor

La película linda con todos los géneros: el cine de acción, el 'thriller', el espionaje, el bélico, el cine político


JAVIER OCAÑA
11 NOV 2015 - 18:00 COT






Emily Blunt, en 'Sicario'.

En un mundo globalizado por el crimen, en el que todo parece conectado, fronteras, drogas, política, relaciones internacionales, mafias de la inmigración, economía, corrupción, hay que tomar decisiones. Pero, ¿quién toma esas decisiones? ¿A quién benefician? ¿Con qué intereses? ¿En qué marco legal? Sicario, apasionante película del canadiense Denis Villeneuve, está ambientada en varias fronteras: la del territorio, entre Estados Unidos y México; la de la legalidad, entre los que mandan, los que reglan, los que ejecutan y los que juzgan; y la de la moralidad, entre los que buscan el bien y los que se conforman con el mal menor. En el basurero de los bajos fondos de las altas esferas puede habitar cualquiera. Gente como la que protagoniza esta película.
Emily Blunt en Sicario




SICARIO
Dirección: Denis Villeneuve.
Intérpretes: Emily Blunt, Benicio del Toro, Josh Brolin, Daniel Kaluuya, Jon Bernthal.
Género: thriller. EE UU, 2015.
Duración: 121 minutos.

Y en esa línea fronteriza, con Ciudad Juárez como eje territorial, Sicario linda también con todos los géneros: el cine de acción, el thriller, el espionaje, el bélico, el cine político. Pero, ¿acaso no es todo lo mismo? Villeneuve, autor de las magníficas (y distantes en tono y estilo) Enemy y Prisioneros, filma la tensión con el pulso del clasicismo, sin montajes ultrarrápidos (la trepidante escena del atasco de coches en la frontera es su máxima expresión), y alineándose a favor de esa innata facilidad de los grandes intérpretes para mirar: personalidad, emoción, el interior de sus personajes en apenas un gesto. Con una extraordinaria fotografía del mago de la luz Roger Deakins, tonos marrones, textura áspera, y una espeluznante banda sonora del islandés Jóhan Jóhannsson, que acongoja sin que apenas se note, un ruido que envuelve, un sonido que aquilata personalidades, Sicario es otra de esas películas sobre el aquí y ahora que explican nuestro mundo y te obligan a tomar partido. ¿Y tú qué harías, pequeño Maquiavelo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario