lunes, 26 de junio de 2017

Serge Gainsbourg / Jane Birkin / Je suis venu te dire

Jane BIRKIN 
Je Suis Venu Te Dire Que Je M'En Vais

  Serge Gainsbourg

Jane Birkin 

Je suis venu te dire...

15 octubre, 2008



"Je suis venu te dire que je m’en vais"

Esta frase, sublime e inequívoca, es el titulo de una canción que escribió y cantó Serge Gainsbourg, canalla de profesión y genio de la provocación.

“He venido a decirte que me voy” es la cosa más sencilla y más difícil que una persona puede decir a otra… Si todos lo hiciéramos cantando como Serge, quizás las cosas no serían tan tristes, aunque en esta canción, se pueden oír de fondo y de coro los llantos ahogados de la preciosa Jane Birkin. Bueno, tampoco era para tanto. En otra canción, anterior a esta, mientras Serge cantaba, Jane se moría de gusto simulando un orgasmo.
Jane Birkin


En esta vida perra que nos ha tocado, no hay nada seguro. Y después, esta la muerte, segurísima ella. Y, hasta que se demuestre lo contrario, luego no hay nada.

En el amor que nos toca, pasa algo parecido. El amor nace, se muere y después no hay nada. Punto final. Fin de la historia. Que te vaya bonito.
Jane Birkin


Por nuestra condición y por miedo, no nos gusta la muerte, no queremos hablar de ella, no nos gusta pensar en ella y maldita sea, no queremos morir.

Tampoco nos gusta separarnos, divorciarnos, cortar el rollo o simplemente dejar señal de vida. Pero si hay que morir, también hay que dejar que el amor se muera.

Para volver a la canción y a su historia, se han amado, han dejado de quererse y se despiden. Corto, claro y limpio.

Jane Birkin y Serge Gainsbourg



LA MÚSICA DE GAINSBOURG

La música de Gainsbourg ha sido frecuentemente analizada y reutilizada por otros artistas, tanto franceses, por ejemplo MC Solaar en Nouveau Western, como internacionales, como Massive Attack en su Karmacoma (Portishead experience) o Jennifer Charles, de Elysian Fields, que retoma Les Amours Perdues, en un álbum de versiones de Gainsbourg). El álbum « Monsieur Gainsbourg revisited » aparecido en marzo de 2006, reagrupa 14 adaptaciones inglesas realizadas por Boris Bergman y notablemente interpretadas por Franz Ferdinand, Portishead, Jarvis Cocker, Kid Loco, Gonzales, Feist y Tricky, entre otros. Tanto es así que, incluso, mantiene concomitancias con cantautores españoles como Aute.
Por otro lado, Serge Gainsbourg ha impreso su marca en sus textos. Con un estilo poético, no duda a producir rimas complejas (Comment te dire adieu). Ávido de los juegos de palabras, utiliza a menudo el doble sentido. Las alusiones eróticas son más frecuentes cuanto más avanza su carrera. Algunas de sus canciones se recuerdan por su carácter provocador, como las alusiones a la felación en Les Sucettes, que provocaban la conmoción en la boca de una France Gall de apenas dieciocho años. Más tarde, Gall dirá que no entendió el doble sentido del texto hasta años después de haberla cantado.  Más tarde será Jane Birkin simulando un orgasmo en Je t'aime, moi non plus, gran hit mundial. Gainsbourg flirtea con el tabú del incesto en compañía de su hija, la frágil Charlotte Gainsbourg: durante los 80, acompaña a su padre en el dúo Lemon Incest, evocador título que suscitará numerosas críticas. Gainsbarre llegará a la cumbre de la provocación erótica con el gran éxito Love on the beat: auténtico poema pornográfico, cuyo fondo sonoro está constituido por los gritos orgásmicos de Bambou, grabados sin que ella lo supiera. La orquestación está bañada de un funk frío y los coros llenan la pieza de unas voces andróginas y conmovedoras.
WIKIPEDIA 







Serge Gainsbourg y sus amigas


Serge Gainsbourg y Brigitte Bardot






Serge Gainsbourg y sus amigas

Las reediciones nos recuerdan que la obra del francés es un pozo sin fondo


DIEGO A. MANRIQUE

21 ABR 2016 - 03:26 COT



Ya saben que, coincidiendo con los 25 años de su muerte, se ha publicado la primera biografía española sobre el músico y cineasta francés: la excelente Gainsbourg: elefantes rosas (Expediciones Polares), de Felipe Cabrerizo. En su país, ha salido una avalancha de libros y recopilaciones discográficas que nos invitan a explorar su obra de nuevo, con ojos frescos.
Ahora ocupando cinco discos, la reedición ampliada de Le cinema de Serge Gainsbourg recuerda la variedad de su paleta sonora y la generosidad con que plantaba canciones espléndidas en películas menores. Entre los inéditos de la caja, se recupera el tema principal de Strip tease, cantado por la protagonista, Nico…¡tres o cuatro años antes de que grabara The Velvet Underground & Nico!
Otro recopilatorio, London-Paris, muestra cómo inventaba soluciones inesperadas gracias a los eficientes músicos de estudio británicos. También se ha relanzado laIntegrale, con sus diecisiete discos de estudio más muestras de sus labores cinematográficas y sus apariciones en radio y TV.
Efectivamente: tenemos la sensación de que Gainsbourg es un pozo sin fondo. Así que vamos a acotar: este programa se centra en canciones que escribió para novias, amigas e incluso su hija Charlotte. Disfruten y paladeen.

(Por favor, descargue para oír las canciones)
  1. JANE BIRKIN Yesterday, yes a day (1977)
  2. SERGE GAINSBOURG Goodbye Emmanuelle (1978)
  3. CATHERINE DENEUVE / SERGE GAINSBOURG Dieu fumeur des havanes (1980)
  4. SERGE GAINSBOURG Zanzibar (1977)
  5. FRANÇOISE HARDY L’amour en privé (1973)
  6. SERGE GAINSBOURG Initials B. B. (1968)
  7. BRIGITTE BARDOT / SERGE GAINSBOURG Bonnie & Clyde (1978)
  8. SERGE GAINSBOURG 69 année erotique (1969)
  9. SERGE GAINSBOURG Cannabis (1970)
  10. NICO Strip-tease (1963)
  11. ANNA KARINA La noyée (1973)
  12. CHARLOTTE GAINSBOURG/ SERGE GAINSBOURG Charlotte for ever (1986)
  13. SERGE GAINSBOURG Sea, sex and sun (1978)


EL PAÍS




Elza Soares / “El mundo dice que soy fuerte, empiezo a creer que lo soy”

Elza Soares
Elza Soares

“El mundo dice que soy fuerte, 

empiezo a creer que lo soy”

Elza Soares tiene más de 60 años de carrera y una vida de película: criada en la favela, madre a los 13 años y viuda a los 18


MARÍA MARTÍN
Río de Janeiro 29 OCT 2015 - 17:49 COT




La cantante brasileña Elza Soares. STÈPHANE MUNNIER

"Tú. Tú. Trátame de tú". A los 78 años, Elza Soares, una de las cantantes más reconocidas de Brasil, rechaza las fórmulas de cortesía propias de su edad. Tiene más de 60 años de carrera y una vida de película: criada en la favela, madre a los 13 años y viuda a los 18, se casó con Garrincha, estrella del fútbol brasileño, y ha visto morir a cinco de sus nueve hijos. Ahora se recupera de varias operaciones de columna, pero se niega a rendirse: acaba de lanzar A mulher do fim do mundo (La mujer del fin del mundo), su primer disco de canciones inéditas, en el que canta sobre sexo, violencia y discriminación al ritmo de samba, rock y rap. Además, el padre de la cantante británica Amy Winehouse —fallecida en 2011 por intoxicación etílica— la ha invitado a la gira promocional que hará en Brasil en noviembre.
La cantante recibe a EL PAÍS en su piso de Copacabana, en Río de Janeiro. Llega despacio, apoyada en sus asistentes, que le ayudan a aterrizar en el sofá. Vestida de negro, con las cejas y una peluca moradas, finalmente, se sienta y dispara: "¡Vamos allá!".
Pregunta. Pasó por momentos muy difíciles, física y personalmente, y nunca ha parado de cantar. ¿Es la fortaleza su principal característica?
Respuesta. Todo el mundo dice que soy fuerte, empiezo a creer que lo soy. Encaro la vida como viene, se hizo para ser vivida, no puedes quedarte parada en el tiempo. Mientras tengas fuerzas para caminar tienes que continuar. En mi caso, una infancia difícil te hace muy fuerte.
P. Dicen que lo peor que una madre puede sufrir es la pérdida de un hijo, y acaba de perder, mientras grababa el disco, a Gilson, de 59 años. ¿Qué les diría a las madres que pasan por este drama?
R. Que no se desesperen, porque no somos las únicas. Es duro, no tienes palabras, te sientes ahogada, se te pone un nudo en la garganta, es demasiado duro. Yo sirvo como ejemplo para mis hijas, soy un ejemplo en la familia. Es muy difícil que llore. La música me hace bien, es mi remedio. La música es la medicina del alma y cuando alimentas el alma te vuelves más fuerte.
P. Usted trabaja rodeada de hombres. ¿Se entiende mejor con ellos?
R. Siempre me entendí bien con los hombres y fue más difícil con las mujeres. No sé por qué, es difícil de explicar, tal vez por la garra, por la fuerza de la mujer que soy. Tal vez ellas me juzguen muy... [Elza levanta la nariz hacia el techo] creída, ¿sabes? Pero yo no soy nada de eso, soy una persona muy sencilla. Aunque, cuando quiero las cosas, las quiero.
P. Mirando desde sus 78 años de experiencia, ¿habría hecho algo diferente?
R. No me arrepiento de nada de lo que hice, pero me arrepiento de lo que no he hecho y que aún no sé qué es. Mientras tenga vida hay esperanza. Todos tenemos algo que hacer que no sabemos lo que es.
P. Siempre ha dicho que es difícil que una mujer pobre y negra llegue a ese nivel que has alcanzado. ¿Hoy los tiempos son diferentes?
R. Para mí fue a base de lucha, buscando, sin miedo, sin parar, sabiendo dónde estaba el prejuicio. Ya fui vetada por ser negra, pero lo superé. Si ha mejorado o no, no lo sé, continúo caminando.
P. La canción Para fuder (Para follar) describe sin pelos en la lengua escenas de pasión. ¿Cuál es el papel que la sexualidad tiene en su vida hoy?
R. Kiko Dinucci escribió esa canción para mí. Dijo que se imaginó esa escena conmigo. Estoy muy sola debido a mi columna, ¿entiendes? Pero existe, yo aún la siento, me gusta, es maravillosa, alimenta la carne. Creo que tiene que existir. ¿Quién no alimenta su carne? Lo sano es alimentar la carne, ¿no?
P. Hace un año usted hablaba de las elecciones y afirmaba que iba a confiarle su voto a Dilma Rousseff. ¿Se arrepiente?
R. ¿No te dije que no me arrepiento de lo que hago, sino de lo que no hago? Ya está hecho y creo que ella va a salir de esta. Está sola. Espero que lo consiga. Como mujer, también ha pasado por muchas cosas en la vida.

Frank Sinatra / El hombre que amaba a las mujeres



Frank Sinatra

Frank Sinatra
EL HOMBRE QUE AMABA A LAS MUJERES
El actor y cantante Frank Sinatra fue un mujeriego impenitente que tuvo cuatro esposas, dos de ellas – Ava Gardner y Mia Farrow – actrices famosas, además de sonados romances con otras grandes damas de Hollywood.
La primera esposa de Sinatra, Nancy Barbato, era su novia de toda la vida, la que le acompañaba cuando era sólo un joven vocalista de Hoboken (Nueva Jersey) que intentaba abrirse camino en el mundo de la canción. Se casaron en 1939 y tuvieron tres hijos, Nancy, Franklin Wayne (Frank) y Christine (Tina). Los tres intentaron seguir los pasos de su padre, pero sólo Nancy conoció un poco de gloria después después de lanzar a dúo con su famoso progenitor el superéxito “Something stupid”.
Frank Sinatra provocó un gran escándalo en 1949 cuando abandonó a su esposa e hijos por Ava Gardner, con quien se unió en matrimonio dos años después. La pareja se divorció y se volvió a casar antes de su separación definitiva en 1957.
Los enfados y las reconciliaciones definieron esta relación marcada por los celos de Frank Sinatra y la costumbre de Ava Gardner de marcharse de las fiestas o de los restaurantes a los que acudía con él.
Pero Sinatra estaba profundamente enamorado del “animal más bello del mundo”. La biógrafa oficiosa de “La Voz”, Kitty Kelley, cree que Ava Gardner fue la única mujer que se ganó su respeto porque “nunca pudo dominarla”.
Durante una actuación en Miami, Frankie desapareció del escenario durante una hora para llamar a su bella esposa, que se encontraba en El Cairo rodando una película. “Es sólo un minuto”, dijo al mismo público que una hora más tarde le recibió con un fuerte abucheo.
Al romper con Ava Gardner, Sinatra empezó a salir con Lauren Bacall. Pese a los insistentes rumores de boda, el enlace nunca se produjo porque el cantante y actor puso fin a la relación al considerar que la viuda de Humphrey Bogart le utilizaba para darse publicidad. La actriz nunca le perdonó esa humillación y años después le arregló las cuentas en sus memorias.
Un día el cantante quedó prendado de una frágil y tímida actriz de 19 años que empezaba a destacar gracias a la serie televisiva “Peyton Place”. Mia Farrow y Sinatra celebraron su boda en Las Vegas en 1966, pero el matrimonio se fue a pique 18 meses más tarde cuando ella se negó a abandonar el rodaje de “Rosemary’s Baby” para protagonizar una película con él. El divorcio se produjo en 1968.
El 11 de julio de 1976, el inagotable conquistador prometió por última vez fidelidad, en esta ocasión a Barbara Marx, la viuda de Zeppo de los hermanos Marx, con quien compartió los últimos años de su vida.
Pero “La Voz” conquistó también a otras bellezas del celuloide entre las que, según Kelley, figuran desde Marlene Dietrich a Liz Taylor, pasando por Judy Garland, Nathalie Wood o Victoria Principal.
J. Randy Taraborrelli reveló en otra biografía publicada en 1998 que Sinatra pasó una noche con Jacqueline Kennedy Onassis pocos meses después de que ésta enviudara de su segundo marido, el multimillonario armador griego Aristóteles Onassis, pero el romance fue desmentido poco después por el empleado del cantante que el autor citaba como fuente.
Este libro no autorizado, que la portavoz del cantante Susan Reynolds rechazó comentar porque “no lo he leído y no tengo intención de hacerlo”, agrega que Sinatra también habría estado dispuesto a casarse con Marilyn Monroe antes de su muerte “para protegerla de ella misma”.
(Fuente AFP, difundido originalmente el 15/05/1998)

ALGUNAS CANCIONES INOLVIDABLES DE FRANK SINATRA


domingo, 25 de junio de 2017

Ida / Negro



IDA

NEGRO




Carlota Casiraghi / “Mi vida está hecha de acontecimientos tristes”



Carlota Casiraghi

“Mi vida está hecha de acontecimientos tristes”

La hija de Carolina de Mónaco y Stefano Casiraghi confiesa el dolor que le ha acompañado por la temprana muerte de su padre y su pasión por la filosofía



Madrid 21 JUN 2017 - 12:15 COT
Carlota Casiraghi, la princesa más bella de Europa ni reina ni lo hará nunca en su Principado de cuento de hadas, pero sí podría recibir corona de soberana de las revistas del corazón. No ha habido acontecimiento, sonrisa, amor, fiesta o desgracia de su historia que haya pasado desapercibido para la prensa del corazón. La vida de la segunda hija de Carolina de Mónaco y el empresario italiano Stefano Casiraghi ha desfilado por las páginas de las revistas más glamurosas del mundo desde que nació el 3 de agosto de 1986. Pero la imagen que se tiene a través de los medios de esta mujer de 30 años vuela de fiesta en fiesta y de amor en amor. Ella escatima declaraciones públicas tanto como derrocha fotogénicas sonrisas y pocas veces se hace hincapié en su pasión por la filosofía, especialidad en la que cursó un grado en la Universidad de la Sorbona de París, su ciudad fetiche.

Barack Obama / Un expresidente no tan excepcional

Branson y Obama, en un barco cerca de la isla privada del empresario. 

Un (ex) presidente no tan excepcional

Desde que dejó la Casa Blanca, Obama se pasea en yates de millonarios y ha aceptado dar conferencias pagadas por fondos de inversión. Desde el frente demócrata temen que esto dañe la imagen del partido


AMANDA MARS
9 JUN 2017 - 05:46 COT

Después de dejar la Casa Blanca, a Barack Obama se le ha visto disfrutar de un deporte que como presidente se le había vetado por el riesgo que supone, el kitesurf, y dedicarse a algo que como gobernante también tenía prohibido: ganar mucho dinero y muy rápido. Hace unas semanas se hizo público que un fondo de inversión llamado Cantor Fitzgerald le pagará 400.000 dólares por dar una conferencia sobre sanidad el próximo mes de septiembre. Poco antes, se supo que él y su esposa, Michelle, habían vendido sus memorias por unos 61 millones de dólares (55 millones de euros), según el Financial Times y otros medios, aunque donarán una parte a su fundación.

La tranquila (y millonaria) vida de un expresidente de Estados Unidos





Los cuatro expresidentes vivos, en foto de archivo.
Los cuatro expresidentes vivos, en foto de archivo. REUTERS

La tranquila (y millonaria) vida de un expresidente de Estados Unidos

Tras dejar la Casa Blanca, sus inquilinos se dedican a hacer dinero, practicar la filantropía y construir su perfil para la historia


JOAN FAUS
Washington 15 NOV 2013 - 15:10 COT

En un país tan presidencialista como Estados Unidos y con un sistema político que prima al individuo frente al partido, ningún inquilino de la Casa Blanca se parece demasiado a sus predecesores, ya sean del mismo partido o se sitúen en las antípodas ideológicas. Cada presidente lucha por dejar su huella personal, con la mirada puesta en el ansiado legado posterior a su mandato. Esta teoría, sin embargo, se tambalea una vez que abandonan el despacho oval. A partir de entonces, los expresidentes tienden a asemejarse más de lo que parecería y acaban conformando una especie de prototipo común.