viernes, 19 de enero de 2018

Philip Roth / El pequeño Swift


Philip Roth

El pequeño Swift

Un iluminador ensayo con limitaciones interpreta la carrera literaria del polémico Philip Roth


ANNA CABALLÉ
28 MAR 2016 - 00:23 COT

Siempre se ha dicho que Jonathan Swift, tal vez el más importante escritor en lengua inglesa de su tiempo (con el permiso de James Boswell), fue un escritor que unía a su gran inteligencia una absoluta incapacidad para la ilusión. Una oculta de­sesperación le llevaba a la crítica de todos los valores dominantes, hasta amenazar las raíces mismas de la existencia humana en Los viajes de Gulliver (1726). Y agradezco a la autora de Roth desencadenado. Un escritor y sus obras, Claudia Roth Pierpont, que sugiera las correspondencias apreciables en el talento y sensibilidad de ambos novelistas. Porque, en efecto, con siglos de distancia, los dos recurren a la sátira como el principal instrumento de su literatura, pero también late en ellos el deseo de renovar la prosa de su tiempo, dotándola de una nueva y punzante vitalidad. Asimismo los dos se caracterizan por un componente obsesivo y amargo de su personalidad que les conduce a la depresión ocasionalmente.

Desenmascarando a Philip Roth

Desenmascarando a Philip Roth

La biografía de Claudia Roth Pierpoint descubre, entre otras cosas, que el autor americano tuvo un breve 'affaire' con Jackie Kennedy


ELENA HEVIA / BARCELONA
DOMINGO, 21 DE FEBRERO DEL 2016 - 18:28 CET
Desenmascarando a Philip Roth
Jacqueline Kennedy. 
Máscara sobre máscara, Philip Roth, que ha sido considerado el mejor autor norteamericano vivo y el merecedor absoluto de ese Premio Nobel que se le resiste año tras año, ha ido construyendo con su obra una serie de espejismos, verdades a medias y alter-egos multiplicados para explicarse a sí mismo. De ahí que, cuando el autor de ‘El mal de Portnoy’ decidió anunciar en el 2012 que echaba definitivamente el cerrojo a la creación, parecía que solo cabían esperar los ensayos que explicaran y ordenaran todo ese intrincado laberinto ficcional que es su obra desde el punto de vista autobiográfico. El propio Roth, que ahora tiene 82 años, lo anunció así, dijo que su labor a partir de ese momento era clasificar sus papeles personales para allanar la que posiblemente será la biografía canónica escrita por Blake Bailey, que ya firmó la definitiva (y por cierto no excesivamente complaciente) de John Cheever.

jueves, 18 de enero de 2018

Los traumas con las mujeres de Philip Roth



Los traumas con las mujeres 

de Philip Roth

  • Se publica una biografía del narrador estadounidense, probablemente el literato actual más premiado del mundo, quien exorcizó en muchas obras sus fantasmas sentimentales




Hace cuatro años, Philip Roth (Nueva Jersey, 1933) se disculpaba por no poder asistir a la ceremonia de entrega de los premios Príncipe de Asturias, que había ganado en la categoría de Letras, aduciendo una operación de columna vertebral. En su nota –que leyó el embajador americano en España–, el escritor se sorprendía de que otro país se fijara de tal manera en su obra al considerar que la suya era fundamentalmente una narrativa de raigambre norteamericana: «La historia de los Estados Unidos, las vidas estadounidenses, la sociedad estadounidense, los lugares estadounidenses, los dilemas estadounidenses –la confusión, las expectativas, el desconcierto y la angustia estadounidenses– constituyen mi temática», decía el que probablemente sea el autor con el mayor número de premios importantes recibidos en toda la historia.

Philip Roth / “Ninguna de las conductas más extremas que han salido en los periódicos me sorprende”

Philip Roth


Philip Roth: “Ninguna de las conductas más extremas que han salido en los periódicos me sorprende”

El autor analiza el movimiento #MeToo, la presidencia de Donald Trump y su retirada de la escritura en una entrevista con 'The New York Times'


“En pocos meses dejaré la vejez para adentrarme en la vejez profunda [cumplirá 85 años el 19 de marzo]. Me parece asombroso seguir aquí al final de cada día. Al acostarme sonrío y pienso: ‘He vivido un día más’. Y me fascina despertarme ocho horas más tarde y seguir aquí: ‘He sobrevivido otra noche”, explica el autor al principio de la charla. Sus jornadas se convierten en una especie de “juego” en el que, de momento, sigue ganando, “en contra de todas las probabilidades”.
Para ocupar ese día a día, Roth se dedica a leer, sobre todo de Historia: principalmente de EE UU, pero también de Europa. Apenas cata novelas, tal vez por la sobredosis del pasado: “Me pasé toda mi vida laboral leyendo, estudiando y escribiendo ficción. Hasta hace siete años casi no pensaba en otra cosa”. Tal vez por eso, el autor asegura que tampoco echa de menos su época como escritor. De hecho, demuestra tener muy claro por qué lo dejó y no muestra la menor intención de retomarlo: “En 2010 empecé a tener la fuerte sospecha de que ya había sacado lo mejor de mi trabajo y lo siguiente sería inferior. Ya no poseía la vitalidad mental, ni la energía verbal o la forma física necesarias para construir y mantener un largo ataque creativo de cualquier duración sobre una estructura tan compleja y exigente como una novela”.
Desde luego, sin embargo, la energía verbal no le falta para referirse al presidente de EE UU, Donald Trump. Roth considera que nadie podría haber previsto la “catástrofe” que vive su país actualmente, la “commedia dell’arte de un bufón presumido”. Ni siquiera el presidente Charles Lindbergh de su La conjura contra América es comparable con el mandatario actual, según Roth: “Hay una clara diferencia de estatura”. En la obra, el escritor imaginaba que Lindbergh, al que retrataba como un fascista, racista, firme defensor del supremacismo blanco, derrotaba a Franklyn Delano Roosevelt en las elecciones presidenciales de 1940, lo cual cambiaba el destino de EE UU y del mundo entero. Aún así, por lo menos, Lindbergh era un “héroe americano”, por su hazaña de ser el primer piloto en cruzar el Atlántico en solitario en un avión, en 1927. Frente a él, “Trump es un fraude masivo, la suma malvada de sus deficiencias, vacío de todo, salvo de la ideología hueca de un megalómano”. "Qué naíf fui al creer en 1960 que era un estadounidense que vivía en tiempos ridículos", agrega. 
Respecto al movimiento #MeToo, Roth, que ha buceado a fondo en lo más oscuro del deseo sexual masculino a lo largo de su trayectoria literaria, no se muestra sorprendido de lo que desvelan las denuncias: "Ninguna de las conductas más extremas sobre las que he estado leyendo en los periódicos me ha asombrado".




Brigitte Bardot: “Hay muchas actrices que van provocando a los productores”

Brigitte Bardot


Brigitte Bardot: “Hay muchas actrices que van provocando a los productores”

La actriz francesa ha calificado como "hipócritas y ridículas" las acusaciones de abusos sexuales en Hollywood



18 de enero de 2017

Brigitte Bardot, icono de la moda durante los años 50, ha mostrado su desacuerdo con las denuncias por abusos sexuales por parte de diversas actrices de Hollywood. En una entrevista para la revista francesa Paris Match, la retirada actriz y cantante ha calificado como "hipócritas y ridículas" estas acusaciones.
En sus declaraciones, afirma que ella nunca ha sufrido este tipo de abusos: "Nunca he sido víctima de acoso sexual, y para mí era agradable que me dijeran que era muy guapa o que tenía un buen culo. Este tipo de cumplidos son agradables".
Brigitte Bardot no se cortó ni un pelo a la hora de hablar y mostró sin reparo su opinión acerca de las denuncias de las actrices de Hollywood a los productores de cine: "Hay muchas actrices que van provocando a los productores para conseguir un papel. Después, para que se hable de ellas, dicen que sufrieron acoso... En realidad, más que beneficiarlas, esto les perjudica".
Hace más de 30 años que Brigitte Bardot superó un cáncer de mama que le cambió la vida y en la actualidad, con 83 años de edad, se encuentra plenamente centrada en la lucha por los derechos de los animales. La actriz también ha apoyado abiertamente a la candidata francesa de ultraderecha Marine Le Pen de quien dijo que "es la única mujer que tiene un par de cojones".





Margaret Atwood / “¿Soy una mala feminista?”



Margaret Atwood: “¿Soy una mala feminista?”

El escritora responde en un artículo a las críticas por defender la importancia de ofrecer procesos justos a los acusados de agresiones sexuales



Margaret Atwood, en el hotel Alvear de Buenos Aires.
Margaret Atwood, en el hotel Alvear de Buenos Aires. RODRIGO RUIZ CIANCIA

La escritora canadiense Margaret Atwood (1939) ha entrado en el debate sobre los límites de las denuncias en redes sociales a propósito del movimiento #MeToo. La prestigiosa autora de libros como El cuento de la criada (adaptada a la televisión en una célebre serie) publicó un artículo el pasado sábado en el diario The Globe and Mail de Toronto titulado “¿Soy una mala feminista?”.
La también activista cívica respondió a las críticas que ha recibido desde hace algunos meses, a raíz de su firma en una carta dirigida a la Universidad de la Columbia Británica en noviembre de 2016. En dicha misiva, un grupo de personalidades canadienses deploraba el proceder de las autoridades universitarias respecto a las acusaciones de agresión sexual contra Stephen Galloway, profesor del departamento de creación literaria. Los firmantes catalogaron la actuación de la universidad como injusta y poco transparente, evitando así la posibilidad de que el profesor se defendiera. Atwood fue uno de los firmantes más atacados, bajo el argumento de falta de solidaridad y de ponerse del lado del profesor y no de las denunciantes.
En su texto en The Globe and Mail, Atwood señala: “El movimiento #MeToo es un síntoma de un sistema judicial roto. Con demasiada frecuencia, las mujeres y otros denunciantes de abuso sexual no pudieron obtener una audiencia imparcial a través de las instituciones -incluidas las estructuras corporativas-, por lo que utilizaron una nueva herramienta: Internet”. La autora añade: “Esto ha sido muy efectivo y ha sido visto como una llamada de atención masiva. Pero, ¿qué sigue?”.

Atwood muestra en el texto la misma posición que tuvo respecto al caso del profesor universitario: “Creo que para tener derechos civiles y humanos para las mujeres deben existir derechos civiles y humanos, punto, incluido el derecho a la justicia fundamental”. Asimismo, la escritora menciona los riesgos de eludir las vías legales para este tipo de acusaciones y deplora las voces que critican las opiniones matizadas sobre el tema. “¿Cómo sería una buena feminista, a ojos de mis acusadores?”, añade.
Margaret Atwood, autora de más de 40 obras de ficción, poesía y ensayo y candidata al Premio Nobel, utiliza con asiduidad su cuenta en Twitter. Horas después de la publicación de su texto en The Globe and Mail, escribió diversos mensajes para responder críticas, aunque también recibió apoyos.
En septiembre pasado, el nombre de Margaret Atwood había ocupado amplios espacios en la prensa, ya que la adaptación en televisión de su novela The Handmaid's Tale (publicada por primera vez en 1985) obtuvo cinco Premios Emmy, uno de ellos por mejor serie dramática. En enero, ganó dos Golden Globes el pasado 7 de enero (mejor serie dramática y mejor actriz en serie dramática). En su novela, Atwood describe una sociedad distópica donde las mujeres pierden sus derechos y son utilizadas como esclavas sexuales.






miércoles, 17 de enero de 2018

Catherine Millet / “Hay que dejar de creer que la mujer siempre es una víctima”


Catherina Millet

Catherine Millet

“Hay que dejar de creer que la mujer siempre es una víctima”

Catherine Millet, escritora y crítica de arte, impulsora del manifiesto de 100 mujeres francesas contra el movimiento #MeToo, denuncia sus métodos y consecuencias


ÁLEX VICENTE
París 12 ENE 2018 - 18:00 COT





Su manifiesto ha logrado sembrar el caos en Francia y parte del extranjero. La escritora y crítica de arte Catherine Millet (Bois-Colombes, 1948), autora del superventas La vida sexual de Catherine M., es una de las cinco impulsoras de la tribuna opuesta al movimiento #MeToo, firmada por 100 personalidades de la cultura francesa, encabezadas por la actriz Catherine Deneuve, la cantante Ingrid Caven o la editora Joëlle Losfeld. Millet denuncia que este movimiento, al que tilda de “puritano”, favorece un regreso de la “moral victoriana”. Ella defiende “la libertad de importunar”, incluso en el sentido físico, que considera indispensable para salvaguardar la herencia de la revolución sexual. Así lo relata en su despacho parisino, un cuarto lleno de catálogos amontonados en el que no deja de sonar el teléfono, desde el que dirige la revista Art Press, que cofundó en 1972.

Catherine Millet, una molicie de sensación pura

Catherine Millet

Catherine Millet

Una molicie de sensación pura


Catherine Millet dirige la prestigiosa revista ArtPress y es autora de La vida sexual de Catherine M., la autobiografía sexual más leída, celebrada y abominada del siglo XXI. Fantasiosa desde niña, pasó casi sin escalas de la virginidad a las partusas y, tras décadas de libertinaje colectivo, se entregó con placer a los celos de la monogamia. De paso por Chile, conversó con The Clinic sobre su vida dedicada al arte y al sexo, dos placeres que practica con los ojos y sin apuro por llegar al clímax.

martes, 16 de enero de 2018

Muere Dolores O'Riordan, la cantante de The Cranberries




 Muere Dolores O'Riordan, 

la cantante de The Cranberries

La artista ha fallecido a los 46 años de forma repentina, según ha informado su representante


Pablo Guimón
Londres, 16 de enero de 2018



Dolores O'Riordan, la inconfundible voz de The Cranberries, una de las bandas más exitosas de los noventa, ha fallecido a los 46 años de forma repentina este lunes, según ha informado en un comunicado el representante de la banda irlandesa, que no ha especificado la causa de su muerte. La artista, intérprete de éxitos como Linger y Zombie, se encontraba en Londres grabando.

The Cranberries / Dolores O’Riordan / "Zombie" y otras canciones



‘Zombie’ y otras canciones clave de The Cranberries y Dolores O’Riordan

Repasamos algunos de los temas más conocidos de la banda y su cantante, fallecida hoy a los 46 años



Dolores O’Riordan, cantante de The Cranberries, ha fallecido hoy de forma repentina a los 46 años. El grupo nació en Irlanda entre 1989 y 1990 y se convirtió en uno de los más conocidos de los años noventa. Tras tres décadas de trayectoria, la banda justo sacó en 2017 Something Else, un recopilatorio con tres temas nuevos y sus canciones más conocidas, en formato acústico. Porque lo cierto es que la muerte de O'Riordan deja detrás de sí un legado de himnos icónicos. Aquí repasamos algunos.

Luis Rafael Sánchez / “¡Cuánto me ha marcado el mal gusto!”




Luis Rafael Sánchez

“¡Cuánto me ha marcado el mal gusto!”

El escritor Luis Rafael Sánchez, una de las principales voces de la generación 'posboom', empezó como actor en radionovelas y se siente en deuda con los géneros menores


ANDREA AGUILAR
8 ENE 2015 - 10:19 COT

Luis Rafael Sànchez
Foto de Josè Madera


Dice Luis Rafael Sánchez (Puerto Rico, 1936) que él escribe "con la oreja". Pero cabría pensar que lo hace con la boca, porque este ágil y cálido conversador pronuncia con el mismo cuidado y envolvente ritmo con el que ha construido sus obras de teatro, sus cuentos, ensayos y novelas.

lunes, 15 de enero de 2018

Huracán Caribe / La identidad cultural de una regiòn contradictoria



Huracán Caribe
ILUSTRACIÓN DE QUINTATINTA



Huracán Caribe

Más allá de las noticias sobre desastres naturales y las afrentas de Donald Trump, una vibrante generación de escritores y artistas redefinen la identidad cultural de una región contradictoria


Iván de la Nuez
12 de enero de 2018

Al inicio de La isla que se repite, Antonio Benítez Rojo recuerda sus jornadas durante la crisis de los misiles. Esos días de octubre de 1962 en los que el mundo estuvo al borde de la hecatombe nuclear gracias al tira y afloja coheteril entre Cuba, Estados Unidos y la Unión Soviética. Fue este, sin duda, uno de los momentos más críticos de la Guerra Fría, recreado más tarde por la literatura, el cine o sus propios protagonistas.

Mayra Santos-Febres / Caribe contradictorio





Caribe contradictorio


El idioma más hablado en las islas es el español y, sin embargo, la cultura fundamental es la afro-antillana


MAYRA SANTOS-FEBRES
12 ENE 2018 - 11:47 COT

La extensión de tierra más amplia en el Caribe es el mar. La lengua más hablada es el español y, sin embargo, la cultura fundamental de nuestras islas es la cultura afro-antillana. El Caribe es contradicción. Las maneras usuales para categorizar una cultura se quedan cortas para entender este circuito que hoy por hoy llamamos “cultura caribeña”. Existen 114 islas que componen el Caribe. Algunas son islas-nación. Tal es el caso de Jamaica o Cuba. En otros casos, dos naciones comparten una isla, como ocurre con República Dominicana y Haití. La frontera que las divide es también licuosa. Esta vez no es el mar el que distancia, sino la lengua. De un lado de la isla se habla español, del otro oficialmente el francés. Hay casos igualmente dramáticos, como el de la isla de San Martín. Con solo 34 kilómetros cuadrados, es parte de dos naciones: la mitad norte pertenece a Francia, y la sur, a los Países Bajos. Es, pues, una isla partida en dos colonias. En ella se habla francés, holandés y papiamento, idioma criollo de base africana. Sin embargo, esa tercera lengua, no oficial, es en la que la gente se entiende cuando cruza varias veces al día una isla que es la memoria viva de toda una historia colonial.

domingo, 14 de enero de 2018

Yo, Trump / El día a día de un presidente en llamas

Donald Trump

Yo, Trump: el día a día de un presidente en llamas

Desmesurado y ególatra, el presidente de EE UU convierte su mandato en un show global


JAN MARTÍNEZ AHRENS
Washington 13 ENE 2018 - 23:22 COT



Donald Trump y su esposa, Melania, bailando.
Donald Trump y su esposa, Melania, bailando. REUTERS

Donald Trump es directo. Entra en cualquier discusión sin preámbulos. Corto y duro. Las presentaciones le aburren. Odia los informes largos. Nada de circunloquios. Todo tiene que ser rápidamente metabolizado. Una estrategia política cabe en un tuit, un acuerdo en una conversación. No hay nada que no pueda ser reducido, compactado, exhibido. Por eso ama Twitter. Y aún más la televisión. Frente a la pantalla pasa, según las reconstrucciones más rigurosas, un mínimo de cuatro horas diarias. Le gusta especialmente la extraplana que hizo instalar en el comedor, y cada mañana lo primero que ve es el conservador Fox and Friends. A partir de ahí empieza a escudriñar, no ya lo que ocurre en el mundo sino lo que el mundo piensa de él. Y si algo no le gusta, brama. Y cuando brama, a nadie se le escapa. Su gabinete, sus generales, sus adversarios, el orbe entero lo descubre al instante.

Brooke Shields denuncia que tiene un acosador desde hace 30 años

Brooke Shields

Brooke Shields denuncia que tiene un acosador desde hace 30 años

La actriz se ha decidido a tomar medidas legales después de recibir regalos sospechosos para sus hijas


EL PAÍS
Madrid 14 JUN 2016 - 05:50 COT


Brooke Shields en la ópera de Viena en febrero de 2016.
Brooke Shields en la ópera de Viena en febrero de 2016. CORDON PRESS

Desde hace 30 años, la actriz Brooke Shields ha estado lidiando con un acosador que vive a solo siete manzanas de su casa. Aunque ha sentido miedo en muchas ocasiones, nunca había sentido que su vida o la de sus seres queridos "estuviera realmente amenazada", hasta ahora. Según el portal Page Six, en los últimos años John Rinaldi ha estado dejando regalos en la puerta de su casa para sus hijas, de 10 y 13 años. En 2015 se decidió finalmente a denunciarlo y ayer la intérprete declaró por primera vez en una vista rápida asegurando que el "obsesivo comportamiento" de Rinaldi se estaba dirigiendo ahora hacia sus hijas.